jueves, agosto 26, 2010

y dejar que el zorro te olisquee

Hace unos días aprendí, descubrí, en microsiervos, lo que es un pangrama.
¿Tú lo sabías? Yo no, el otro día, ya digo, lo descubrí en esa página.

¿Y qué es un pangrana, Diego, imbécil? Ya que lo sabes, explícalo si te atreves.

Un pangrama es una frase, un texto, que contiene todas las letras, o las máximas posibles, del alfabeto de un idioma. Por lo que he leído, se hace servir para mostrar diferentes tipografías.
Lo contrario sería un lipograma, que consistiría en un texto en el que se omite sistemáticamente una o varias letras del alfabeto.
Aunque no es una cosa nueva, ya que se viene haciendo desde el s.VI a.C., me acuerdo que el rapero Nach hizo algo que podría denominarse lipograma cuando compuso una de sus canciones utilizando sólo las vocales a, o y e, una por cada estrofa.
Escúchalo si quieres. Tiene su gracia.

La cuestión es que en microsiervos acompañaban la lección del pangrama con este vídeo que sigue, ya que en el minuto 1:24 se produce un pangrama en lengua inglesa: The quick brown fox jumps over the lazy dog.
El rápido zorro marrón salta sobre el perro perezoso.

No te parece bonito que sucedan estas cosas. Pregunto. A mí sí.

Y lo más bonito de todo es la calma que se respira viendo el vídeo.
Es un atardecer maravilloso. El trino de los pájaros.
No se oye ni un vehículo. Piénsalo, es difícil no oír ni siquiera un motor a lo lejos hoy en día. Ahora mismo, pese a ser más de las dos de la mañana y vivir como vivimos en una house on the hill, puedo escuchar un zumbido lejano que no sé de dónde proviene, de alguna fábrica, supongo. Pero ni por asombro escucho aquello que llamaríamos el verdadero silencio. Pese a ser esta hora de la madrugada. Ahora mismo acabo de escuchar un petardo, quizá a un par de kilómetros de aquí. Quién tira un petardo a estas horas. Y para qué.

No te dan ganas de entrar ahí, en el vídeo, traspasar la pantalla y tumbarte en la hierba. Pregunto.
Y dejar que el zorro te olisquee y salte también sobre ti.

Acaso no es esto que sigue una perfecta representación del paraíso.

Podré verlo mil veces.


1 comentario:

María dijo...

qué bueno! qué hablan holandés? qué raro que haga eso el zorro, normalmente son muy asustadizos. Nos encontramos a un perdido en Chelsea y no se podía ni mover cuando nos vio!